Boletín PJCV, Edición No 2, Iglesia Católica, La Habana, diciembre 2008
   
 

Un santo cubano
Por: Carmen Lidia Álvarez Casanova
Comunidad: Nuestra Señora del Rosario. Vedado

El pasado 29 de Octubre aconteció un hecho de relevante importancia para la Iglesia Católica en Cuba: se beatificó por segunda vez a un cubano; pero en esta ocasión en su propia tierra.
La celebración se efectuó en la provincia de Camagüey, donde participaron muchísimos feligreses. Fue una ceremonia que contó con la presencia de todos los miembros de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), con Los Hnos. de San Juan de Dios – Orden a la que pertenecía el Padre Olallo- entre ellos el Hno. Donatus Forkan, superior general, y además con una amplia representación de sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos de cada una de las Diócesis cubanas.
La Arquidiócesis de la Habana estuvo representada aproximadamente por 160 personas, entre ellos, 36 jóvenes activos de la PJ, que fuimos invitados a ser testigos y transmisores de lo vivido en esa Plaza de la Caridad. En la misa el Monseñor Juan García, arzobispo de Camagüey, agradeció la colaboración y apoyo del Gobierno en la preparación de la Beatificación y pidió “… defender la vida desde el seno materno, apoyar el matrimonio natural, fiel y fecundo, lograr gestos de clemencia para los presos, hacer de Cuba la tierra más hermosa por la paz, la justicia, la libertad y la caridad ...”. En la misma pudimos conocer sobre el acto de Beatificación, se habló de la vida de este hombre santo, de su milagro y de todo lo que significa para el pueblo de Camagüey y para Cuba, además estuvo amenizada con ritmos bien cubanos incorporados en cada canto e interpretados magistralmente por el coro, al cual felicito.
En todo momento sentimos la acogida y la unidad expuestas entre los participantes, sobre todo durante la peregrinación detrás de los restos del Beato Olallo, pues entre cantos de alabanza a Dios, bailes e inmensa alegría avanzamos, culminada la misa, hacia la Comunidad de San Juan de Dios, donde descansan los restos del santo en estos momentos. Luego de tanta actividad regresamos a nuestros transportes para volver a casa; entre cansancio y entusiasmo compartimos qué nos quedó y qué contarles a los demás jóvenes que no pudieron estar. Concluyo citando lo que expuso la revista Espacio Laical “… La ceremonia de Beatificación del padre Olallo se alza como un bello testimonio que nos dice que es posible caminar juntos...”.

 
 

Representación PJ Arquidiócesis de la Habana en la Beatificación del Padre Olallo Valdés
Contactos
Para inscribirse en este boletín, haga clic aquí
Para darse baja de este boletín, haga clic aquí
Si tiene preguntas o comentarios, escríbanos a: 'Pastoral Juvenil Cerro Vedado'