Get Adobe Flash player

Cocina


Hígado de cerdo guisado

LEER

Artículos


Juliana de Norwich

LEER




EL AGRADECIMIENTO

LEER





LA HISTORIA NOS ENSEÑA

LEER


Nosotras, entra ya en su segundo trimestre del año y en él se hallan fechas y acontecimientos significativos, alegres y esperanzadores. Acabamos de celebrar la Semana Santa y con ella el gozo de la Resurrección del Señor, que es el centro de nuestra fe. En este tiempo de Pascua, los cristianos deberíamos proponernos vivir con alegría todos los días del año porque en nuestro corazón siempre está Jesús vivo y resucitado. Sabemos que muchas veces nos domina el miedo, los temores y las dudas ante todo lo que estamos viviendo, también los discípulos de Jesús lo experimentaron aún en sus apariciones y ello lo leemos a diario en el evangelio. Cuántas cosas cambiarían en nuestras vidas si viviésemos convencidos de que si Él venció a la muerte, a nosotras también nos ayudará a vencerla.

Nos acercamos también a fechas tan importantes para nuestra familia como lo son: El día de las Madres y El día de los Padres; ambas las celebramos en nuestro país con amor, tratando de estrechar más los vínculos y avivar el cariño que nos unen a esos seres queridos, sostén de la familia, y compartiendo unidos a pesar de que en muchos hogares se experimenta, con mucha más fuerza en esos días señalados, la lejanía de los hijos.

Reciban ustedes las felicitaciones más sinceras por parte del colectivo de Nosotras y nuestros mejores deseos de paz, amor y bendiciones.


Leer artículo

Leer artículo

Leer artículo



leer artículo
La dirección de la revista Nosotras felicita y da gracias de todo corazón a las madres y a los padres que acogen a los hijos como regalo que les hace el Señor, pues ellos son tesoro para sus vidas y para nuestra sociedad.

Esta reflexión que comparto con ustedes es el fruto de escuchar a algunos jóvenes. De esos jóvenes que quieren vivir coherentemente con ellos mismos, que se van descubriendo personas en proceso de crecimiento, que se preguntan cada día buscando razones y respuestas que respondan a los valores interiores que los van cimentando, caminando hacia una madurez con sentido para sus vidas y la de sus hijos. Les digo, sinceramente, escucharlos me da un gusto enorme pues sus cuestionamientos nos tocan a todos. Y eso es bueno porque así podemos encontrar juntos nuevos caminos de vida. (leer)


universidad de la habana Después de quince años de servicio con mujeres marginadas, debo agradecer en primer lugar al Señor y luego a todas esas personas que se encuentran en el Movimiento de Mujeres Católicas, a diversas organizaciones, a las colaboradoras de nuestro Movimiento en las comunidades y a los que de una forma u otra han ayudado para que se hiciera realidad esta labor del Movimiento Diocesano de Mujeres Católicas y lograr la continuidad del proyecto “Taller de la Esperanza”.

Vale destacar que fueron las propias mujeres beneficiarias y protagonistas del proyecto las que seleccionaron su nombre y según han manifestado, gracias a este sueño ellas viven felices en estos tiempos difíciles -como suelen afirmar- reconociendo a Cristo y afrontando sus vidas con una visión diferente ya que han aprendido que los problemas pueden resolverse cuando se tiene a Cristo como único salvador en el corazón y nos colocamos en sus manos; ellas pidieron recibir los sacramentos del bautismo, confesión, comunión, confirmación y algunas han santificado su unión matrimonial ante Dios, en el altar.(leer)


Leer artículoEntonces fue que Jesús me preguntó: “Mujer, ¿dónde están? ¿Ninguno te ha condenado?” Y le contesté llena de asombro porque se había dignado hablarme a mí, una mujer despreciada y abusada: “Ninguno, Señor”. Y en su respuesta cargada de amor desprendido y generoso llegó mi liberación: “Yo tampoco te condeno. Vete y en adelante no peques más”.
(leer artículo)