Get Adobe Flash player

Cocina

Artículos


EL BLOQUEO DE LAS AVISPAS

LEER




La Habana, sus monumentos y sitios históricos

LEER




Ojo con el adolescente

LEER

 

Hermanas, deseamos que NOSOTRAS continúe llegando sistemáticamente a todos nuestros lectores y podamos seguir recibiendo los criterios que sobre nuestra revista nos llegan a través de nuestro correo electrónico y por parte de las mujeres de las distintas comunidades que las reciben y con las cuales intercambiamos en las reuniones mensuales que realizamos en el Movimiento; estos criterios nos enriquecen y nos ayudan a seguir adelante.

Como cada año y como mujeres que somos, estamos obligadas a referirnos al tema de las vacaciones escolares, etapa importante en la vida tanto de los estudiantes como de los padres y que requiere de extrema atención y cuidados en esta época. Las mujeres, en general, estamos siempre cargadas de preocupaciones por las situaciones que día a día se nos presentan y, en la mayoría de los casos, no podemos darle solución en el momento que queremos y nos hace sentirnos mal, muchas veces, con las personas que nos rodean pero, a su vez, esas preocupaciones nos llevan a tomar rápidas decisiones en nuestras vidas y una vez más, las madres, abuelas y tías, asumen, generalmente, toda la obligación y preocupación que conlleva esta etapa de descanso escolar.

En este trimestre, además, las mujeres del Movimiento de Mujeres Católicas tendremos que trabajar en dos grandes retos para esta etapa: la publicación de las Memorias del Movimiento, en la cual se hace un recuento de todo lo vivido en estos años y la preparación del Taller Diocesano a celebrarse en el mes de julio con la participación de todos los grupos de mujeres presentes en las veintisiete comunidades.

Pedimos al Dios de misericordia que nos ayude a pesar de todas nuestras dificultades a estar presentes en nuestra acción como mujeres laicas católicas.


Leer artículo

Leer artículo

Leer artículo


leer artículo

Íbamos para la misa matutina, cuando el vecino que se ocupa de embellecer los jardines de su cuadra nos dijo: párense para que vean algo muy bello. Y señalaba para un cactus ubicado a la entrada de su edificio. Nos quedamos maravilladas al verlo, tres flores blancas parecían darnos, ellas también, los buenos días. (leer)



Una de las preguntas más comunes que hay en torno al cabello es si resulta conveniente lavarlo a diario e incluso si es conveniente lavarlo más de una vez al día -en el caso de los hombres con pelo corto, asocian el momento de la ducha también al lavado del cabello, y puede que esto ocurra un par de veces al día o más, según la actividad-.

El cabello se tiene que lavar las veces que sea necesario para mantener una limpieza. Algunas personas tienen que lavarlo a diario, mientras otras lo hacen solo un par de veces en semana. Debemos ser muy cuidadosos con los productos que utilizamos; no vale cualquiera. Hay que tener especial cuidado con aquellos que contienen un alto nivel de detergente. Lo ideal serían productos con ingredientes naturales. En cuanto a la hidratación, el acondicionador debería aplicarse en cada lavado, mientras que el uso de la mascarilla debería estar reservado a un par de veces por semana durante el verano. Un apunte más: elige champú y acondicionadores que estén diseñados para aportar hidratación -el cabello contiene de un 10 a un 15% de agua. Parte de esa agua se evapora con la llegada del calor-. (leer)


Leer artículo
Los judíos nos llamaban cananeos en tono despectivo. En realidad éramos descendientes de los griegos.

Quinientos años antes de Jesucristo, se dio una oportunidad para los griegos y empezaron a expandirse por todo el mar Mediterráneo. Si llegaron a las costas de España, cuanto más a las de Israel y Líbano que estaban mucho más cerca, al alcance de la mano, así que, sobre todo los comerciantes se asentaron en las ciudades de Tiro y Sidón, en la costa. (leer artículo)