Get Adobe Flash player

Cocina


Pechugas rellenas

LEER

Artículos


Etty Hillesum

LEER




EL TIEMPO ENTRE BORDADOS

LEER


Después de una anhelada espera, la caridad de nuestros benefactores nos permite llegar a ustedes en este último trimestre del 2015. Año marcado por la visita del Santo Padre, el papa Francisco, quien como Misionero de la Misericordia nos dejó su palabra para vivir nuestro cristianismo con toda la autenticidad en esta Cuba de hoy.

El Santo Padre en su Encíclica Evangelii Gaudium expresó: ...Reconozco con gusto cómo muchas mujeres comparten responsabilidades pastorales junto con los sacerdotes y contribuyen al acompañamiento de personas, de familias o de grupos y brindan nuevos aportes a la reflexión teológica... (EG, 103-104).Y es así como debemos accionar donde quiera que nos encontremos, es urgencia escuchar y acompañar a las personas que llegan a nuestra vida sin importarnos que sean o no de la iglesia. No olvidemos que próximamente comenzaremos a vivir el año de la Misericordia; por ello, el prójimo, el hermano, debe ser siempre lo más importante para vivir con plenitud este tiempo de gracia.

Agradecemos las frases de aliento de todos aquellos que nos han escrito o nos han llamado; ello nos estimula para continuar trabajando en aras de llegar a muchos amigos que en diferentes sitios buscan, leen y comparten nuestra publicación. Y una vez más, damos gracias a los benefactores que con tanto amor aprobaron nuestro proyecto.


Leer artículo

Leer artículo

Leer artículo



leer artículo
En estos tiempos se escribe, se dice, se comenta y molesta la falta de una buena educación social entre cubanos. Desde los niños hasta los adultos, en las escuelas y en muchos barrios, en las discotecas y lugares públicos las malas palabras, las expresiones sin valores morales y sociales son el duro pan de cada día, que no viene por la libreta, sino llega por la libre. Una noche recordé otros tiempos…(leer)


universidad de la habana Conocía al papa Francisco en la reunión del Consejo de la UMOFC, en Roma, donde asistí como miembro del Consejo, representando a Cuba. Fue impactante el encuentro con este Servidor de Cristo; sentí la emoción de los miles de peregrinos que abarrotaban la Plaza de San Pedro. Grande fue también mi alegría cuando Monseñor Parolin, en una misa que presidió para el Consejo, me anunció oficialmente la visita del papa Francisco a Cuba, y, al fin, llegó ese día….(leer)



Leer artículoMala fama me han dado algunos predicadores debido a aquella ocasión en que agotada por servir a Jesús y sus numerosos acompañantes, él me dio a entender que no hacía falta que le dispensara tantas atenciones y me preocupara más de las cosas espirituales. Me perjudicó un poco quien informó a Lucas de este suceso, pues a partir de su relato he quedado mal parada y mal entendida (Lc. 10, 38-48).
Imagínense, nuestra casa era confortable para los tres solteros que vivíamos en ella: Lázaro, María y yo.
De entrada una sala comedor, como dirían hoy, en un rincón la cocina de leña que a veces llenaba de humo toda la estancia y un poco más adentro el cubículo donde dormíamos. (leer artículo)