Get Adobe Flash player

Cocina

Artículos


UNA MUJER DE FE

LEER




La mujer cubana piedra angular de una sociedad virtuosa

LEER




UN DÍA DE REGOCIJO Y ESPERANZA

LEER

 

Siempre que me siento a escribir el editorial, se agolpan muchas ideas que quiero expresar en estas líneas, pero a veces me cuesta trabajo escribirlas ; sin embargo, en cuanto recibí el tema central de este ultimo trimestre de 2016, escrito por nuestra asesora la Hna. Bernardeta sobre la Navidad, sentí que justo esta reflexión es la que quería hacer porque me sentí muy identificada como cristiana católica, madre, abuela y esposa por las veces que sin darme cuenta no he sabido trasmitir la alegría de la Buena Noticia, la noticia que Cristo nace para todos, que ha nacido el Mesías, el Salvador y que tenemos la obligación de anunciarlo. Cuántas personas compran arbolitos, guirnaldas y todo aquello que indique que hay una alegría por algo que se celebra y ni siquiera saben qué es lo que se está celebrando.

A veces las tristezas y angustias nos hacen hasta decir: “ni ganas tengo de que llegue la Navidad”, y si hablamos de recibir el Nuevo Año, solo pensamos en lo malo que nos ha sucedido, olvidando las maravillas que hemos vivido, la gracia que hemos recibido, el don de la Fe, y todo lo que Dios nos ha regalado en las cosas grandes y pequeñas de nuestra vida.
Ante el sufrimiento que existe en la mayoría de los hogares porque la separación de la familia se hace presente, y se torna más dolorosa en este tiempo de espera y llegada del Niño Dios, ofrezcamos cada minuto de nuestro quehacer diario para dar gracias a Dios por todo lo que hemos recibido en este año.


Leer artículo

Leer artículo

Leer artículo


leer artículo

Ya he comenzado a pensar en la Navidad y en el Fin de Año que se nos avecinan, y me digo: ¿qué espero de esta Navidad para mí y para todos? Cuando miro el rostro de la mayoría -me incluyo-, cuando observo la forma en que caminan y cuando escucho a los que me rodean, me sorprende constatar que los rostros, las miradas, las palabras y los gestos hablan más de tristeza y desesperanza que de alegría y de paz. (leer)



Dentro de las manifestaciones artísticas, la música en nuestro país tiene un profundo arraigo. La música nos convoca y en torno a ella, generalmente, nos reunimos. Somos una nación pródiga en cantantes, músicos y compositores.

No soy especialista en la temática, pero sabemos que por el mudo se pasean exitosamente nuestros sones, boleros, guarachas, congas y mambos, entre otros, y que la influencia de algunos de ellos ha sido valiosa en el universo sonoro de diversos países dando lugar a importantes fusiones. Y ello nos enorgullece pues somos dueños de un reconocido patrimonio musical que no solo debe ser preservado sino además merece ser reconocido y divulgado dentro de nuestro propio pueblo y, especialmente, en las nuevas generaciones de cubanos. (leer)


Leer artículo¡Cómo ha cambiado la mentalidad! Mientras que hoy muchas mujeres retrasan la maternidad o quieren solo uno o dos hijos, y, más aún, hasta consideran el embarazo un error, en mi tiempo, la aspiración de todas las mujeres era tener muchos hijos varones. Eso nos daba prestigio social, reconocimiento e importancia ante los varones, la sociedad y las demás mujeres.

Imagínense mi sufrimiento por no tener hijos y las humillaciones recibidas por parte de Peniná, la otra esposa de Elcaná, mi marido, que tenía dos hijos varones. (leer artículo)