Resumen noticioso del recorrido de la imagen de la Virgen de la Caridad por Plaza de la Revolución

 

1. "El Derrumbe abre sus puertas a la Madre del Cielo"

2. "La Virgen congrega a los universitarios"

3. "Ballet Nacional “honrado” de recibir a la Virgen"

4. "Llega a Letrán nuestra Madre"

5. "La Imagen de la Virgen de la Caridad llega a la Parroquia de Cristo Rey en el Municipio de Plaza de la Revolución"

6. "Amaneciendo con María"

 

 



 


Texto: Concepción Valdés  /  Fotos: Otto Acosta

Nuestra Señora del Rosario, Arquidiócesis de La Habana, 30 de noviembre de 2011 / La iglesia de Nuestra Señora del Rosario en la barriada del Vedado, conocida por toda una barriada como la iglesia “El Derrumbe”, después de más de cincuenta años de estar silenciadas sus campanas, sonaron nuevamente para dar la bienvenida a la imagen de la Virgen Peregrina que llegó escoltada por los niños de nuestra catequesis, vestidos de mambises los varones  y las hembras de cubanas a la usanza de la época y enarbolando la bandera cubana, motivo este que le dio un toque de cubanía a la celebración.

La misa de la Vicaria Norte presidida por nuestro arzobispo, el cardenal Jaime Ortega Alamino y concelebrada con el nuncio apostólico Mons. Bruno Musaró, el obispo auxiliar monseñor Juan de Dios Hernández y un gran número de sacerdotes de nuestra diócesis se realizó frente a la iglesia del Rosario es decir, en el Parque Padre Reginaldo o.p.

Al P. Reginaldo le debemos todos los vecinos de esta zona, el parque que actualmente lleva su nombre, al igual que los cimientos y estructura del templo que por falta de presupuesto, apoyo y por último la enfermedad y muerte del querido sacerdote, acaecida en el año 1952, hizo que nunca pudiera concluirse. Este ansiado proyecto para toda una barriada se transformó en una triste experiencia que con dolor veía día a día como su iglesia se convertía en una ruina.

En estos momentos  una parte del templo se encuentra totalmente remozada con un diseño interior sencillo y muy armónico que induce  al que llega a ella a que se sienta cautivado y enamorado de esta monumental arquitectura neogótica que inspira a la contemplación y la oración. El proceso de restauración fue destacado por nuestro pastor al inicio de su homilía, trasmitiendo a todos su esperanza de que el área que aún no está restaurada en su momento pueda ser concluida.

La misa se caracterizó por un lleno total del parque, una gran disciplina y organización y también lamentablemente por la ausencia de electricidad estando toda la celebración  en una penumbra total, pero la emoción ante el transcendental momento vivido, eclipsó la oscuridad porque estaba con nosotros nuestra Madre del Cielo, la Madre de nuestro Señor Jesús que es la Luz del mundo.

inicio


Texto y foto: Orlando Márquez

Universidad de la Habana, Arquidiócesis de La Habana, 1º de diciembre de 2011 / “Hoy es un día histórico”, dijo el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, ante cientos de jóvenes universitarios, congregados en la legendaria escalinata del alto centro docente habanero para recibir a la Virgen de la Caridad. Añadió que la Virgen de la Caridad está “metida” en la historia de Cuba porque antes “entró en el corazón de los cubanos”.

Durante varias semanas jóvenes católicos universitarios se movilizaron para invitar a sus compañeros de estudio a esta cita con María de la Caridad, que es también una cita con la esencia de la Nación cubana. El esfuerzo dio buenos frutos. Allí se vio el cartel de los jóvenes estudiantes: “Madre, hoy los universitarios festejamos tu visita”. Con cantos y oraciones esperaron la llegada de la imagen, procedente del Hospital Calixto García. Diáconos y sacerdotes se turnaban la animación. De las parroquias y comunidades cercanas también llegaron decenas de fieles con sus carteles alusivos a la Virgen: “El pueblo cubano te ama, Madre”.

Finalmente se vio la avanzada de la caravana anunciando la inminente llegada, detrás la policía motorizada y finalmente el carro que conduce a la Virgen, precedido por un grupo de jóvenes portando una gran tela con la inscripción que es lema de este peregrinar: “La Caridad nos une”.

Una vez más el cardenal Jaime Ortega acompañaba a la Virgen, y junto a él otros sacerdotes de la diócesis. Entre ellos no podía faltar la representación de la Orden de los Predicadores, y allí estaban los jóvenes frailes dominicos Lester Zayas y Adriano Fuentes, con su histórico hábito y la bandera blanca y negra de la Orden. Ellos continúan en Cuba la obra de aquellos “siempre buenos” padres dominicos de los que hablara José Martí, quienes fundaron la Universidad de La Habana en 1728.

De esto habló el arzobispo de La Habana a los allí congregados, de nuestra historia pasada y de la que hacemos hoy. “¡Cómo no estar aquí en esta universidad que nació al calor de la Iglesia católica! ¡Cómo no venir aquí, donde están los restos del padre Félix Varela, en su Aula Magna, donde estuvo el Papa Juan Pablo II!” El arzobispo de La Habana recordó que los católicos siguen caminando hoy, junto a los no católicos, por aquella Universidad que es hoy “la Universidad de todos porque es cubana”, como lo es la Virgen de la Caridad. Evocó entonces la afirmación que le hiciera el presidente Raúl Castro durante un encuentro que sostuvieron, donde se habló de la peregrinación y preparación del Año Jubilar 2012: “La Virgen de la Caridad es de todos los cubanos”, sentenció el presidente cubano.

Más adelante expresó a los jóvenes universitarios: “La Virgen nos trae un deseo de trascendencia, de mirar más allá, más lejos” y “no olvidar la esencia” de la vida. Ejemplificó con la obra “Abracadabra”, interpretada por el grupo infantil La Colmenita, donde los niños responden de memoria a la maestra anécdotas de un joven revolucionario cubano, pero cuando ella les pregunta si conocen detalles de su vida diaria, como la oración o la lectura de la Biblia, no podían responder. “Esa es la esencia de la vida”, afirmó el cardenal Ortega, y eso esencial es lo que la Virgen de la Caridad viene a “despertar en nuestros corazones: la verdadera historia de nuestra vida en la sociedad, en la familia. Tengamos estos valores en nuestro corazón”.

Finalmente invitó a todos a mirar en silencio la imagen bendita de la Caridad, y pedirle que “nos enseñe lo esencial” y que nos ayude a comprender “el sentido de nuestra vida y las virtudes necesarias para vivirla”. Seguidamente impartió a todos la bendición.

Inmediatamente, varios jóvenes católicos que estudian o terminaron sus estudios en aquel recinto, así como la profesora universitaria Esperanza Purón, presentaron ante la Virgen oraciones por la paz, por la Iglesia, por la reconciliación, por los estudiantes universitarios y los profesores. Mientras, otros jóvenes interpretaban el Ave María.  

Sí, fue una visita histórica, una jornada memorable. María congregó a los universitarios cubanos y los universitarios acudieron.

Texto y foto: Orlando Márquez

Arquidiócesis de La Habana, 1º de diciembre de 2011 /  “Bienvenida, Nuestra Señora, a esta casa en que trabajamos por el arte, la paz y la armonía entre todos los hombres de buena voluntad. Esta es su casa”. Con estas palabras de Alicia Alonso, leídas por su esposo el señor Pedro Simón, fue recibida en horas de la mañana de este jueves 1º de diciembre la bendita imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en las sede del Ballet Nacional de Cuba (BNC), a donde llegó acompañada por el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.

Decenas y decenas de personas, en su mayoría bailarines y trabajadores de la compañía que dirige Alicia Alonso, se congregaron frente a la imagen peregrina en lo que fue una verdadera cita apretada, en el pequeño patio central de la antigua edificación ubicada en El Vedado habanero. Cuatro jóvenes bailarines la cargaron desde el vehículo hasta el interior del edificio y la depositaron en sitio privilegiado, delante de una gran bandera cubana.

Este encuentro, leyó Pedro Simón, “es un raro privilegio” y ocasión de “múltiples connotaciones emocionales y patrióticas”, pues la Virgen es “uno de los símbolos de nuestra nacionalidad, uno de los más antiguos y acendrados componentes del universo espiritual cubano”. Aseguró que el BNC se sentía “muy honrado” por la visita de la Virgen de la Caridad.

Por su parte el cardenal Jaime Ortega, al agradecer la acogida a la Virgen por Alicia Alonso y el BNC, significó que esta cita tiene un carácter “especial”, pues “en esta casa se trasmite y cultiva el arte”, que es siempre un modo para llegar a Dios, a quien muchos han encontrado al transitar por el arte y la belleza, expresiones del espíritu humano. “La belleza es camino hacia Dios”, dijo evocando al beato Juan Pablo II. El arzobispo de La Habana se refirió además a las expresiones de fe populares que ha podido escuchar durante el recorrido de la Virgen por la capital, donde prima siempre la frase “¡Qué linda!”, utilizada por muchos, artistas u obreros, cuando ven la imagen peregrina. Concluyó sus palabras exhortando a todos a cultivar la belleza y a vivir con la certeza de que la Virgen de la Caridad cubre a todos los cubanos bajo su manto.

Entre los presentes estuvieron también el escritor Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y el músico José María Vitier, autor de una Misa a la Virgen de la Caridad del Cobre.

inicio


Texto: Isabel Escandón  /  Fotos: Natacha Sarría y Rolando Torán 

Plaza, Arquidiócesis de La Habana, 1° de diciembre de 2011 / ¡Ya viene la Virgen! fue el grito de alerta a toda la comunidad y vecinos de la parroquia San Juan de Letrán que, congregados frente al templo con más de una hora de anticipación, esperaban ansiosos que la imagen de nuestra querida Virgen de la Caridad llegara a visitarnos.

Así, apareció la comitiva por la esquina de J y 19 y una oleada de alegría y emoción sacudió a la multitud, que deseaba mucho disfrutar de la presencia de la Madre del Cielo. Los niños estaban en un  lugar preferencial para recibir a María agitando globos con los colores de nuestra bandera.

Ya en la explanada frontal del templo, el prior del convento, fray Rafael Proenza, O.P., con breves palabras dio la bienvenida a la Virgen Mambisa. A continuación el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de la Habana, se dirigió a los presentes para animarnos en la devoción y amor a nuestra Madre de la Caridad y al seguimiento a Jesucristo, nuestro único Salvador y bendijo a todos las personas que estaban en el recibimiento.

Entre “vivas” y cantos fue la entrada al templo: cuatro hombres de la comunidad cargaban la imagen, le seguían los niños con sus catequistas y a continuación toda la comunidad.

Ya con el templo lleno, el párroco fray Adreano Fuentes O.P., pidió entonar nuestro Himno Nacional. Comenzó después el paso de los fieles por delante de la imagen para hacer sus oraciones, ofrecerles flores, velas…,  al son de los cantos de niños, jóvenes y adultos y del rezo comunitario del rosario.

En esta jornada de alabanza a la Virgen de la Caridad no podía faltar la intervención del Centro de Formación, en las palabras de su Director, fray Léster Zayas, O.P.

Finalmente el párroco bendijo a la comunidad y nos preparamos para la despedida, animada con cantos marianos. A la salida tuvimos una breve procesión: por 19 hasta H, por H hasta 21 y por 21 hasta J. Durante este trayecto salían de sus casas y sus centros de trabajo una gran cantidad de personas, con palabras de elogio a la Virgen, con frases de cariño, con miradas de amor.

En la esquina de 21 y J la comunidad de Letrán se despidió de la Virgen, que se dirigía al Hospital Calixto García. Ella se marchó pero dejó su amor en el corazón de todos, con el ánimo de que éste sea motivo de perdón, de reconciliación, de fraternidad entre todos los cubanos y de encuentro con su hijo Jesús.


inicio


Texto: Lourdes López Bas  /  Foto: Guillermo Padilla Alfonso

Parroquia de Cristo Rey, Arquidiócesis de La Habana,  2 de diciembre de 2011 / Como parte de su peregrinación por toda Cuba, la Imagen de la Virgen de la Caridad llegó el viernes 2 de diciembre a las comunidades de la Parroquia de Cristo Rey y su Capilla de Santa Catalina de Siena en Panorama, donde fue recibida por creyentes y no creyentes, practicantes católicos y no practicantes para pedir a la Virgencita que continué siendo vinculo de unidad entre TODOS  los cubanos.

A pesar de una fuerte y pertinaz llovizna que desde la madrugada y la mañana amenazó con restarle lucidez al recibimiento, el resto del día fue espléndido para tan extraordinaria ocasión.

La entrega fue realizada por los PP Dominicos de  la capilla  Santa Rosa de Lima al Padre Jorge Cruz, mg, párroco de la comunidad a las cuatro y media  de la tarde, acompañada por una banda de música.

Una señora de visita en La Habana exclamó “¡Quién me iba a decir que siendo yo de Santiago de Cuba la iba a ver en Nuevo Vedado!”, otra  ¡Mira que linda es la Madre de Dios! dijo una mamá a su hijo en brazos para que la viera bien, al tiempo que lo animaba a tirarle besitos. Una anciana, visiblemente emocionada hasta las lágrimas, comentaba ¡Estoy erizada de la cabeza a los pies!

Asombroso fue ver la cantidad de cámaras y teléfonos móviles entre la multitud, que dejaron atrapada la belleza de tan extraordinaria Imagen.

La procesión tenía programadas cinco paradas por la zona. En todas se oró por niños, por las familias, estudiantes, enfermos. En una ocasión el P. Israel subió al primer piso de un edificio para bendecir a una mujer incapacitada. Ya a las siete de la noche llegó al área deportiva de la escuela ¨José Luis Arruñada¨, presidida por Su Eminencia el cardenal Jaime Ortega Alamino, quien después del Himno Nacional, se dirigió a los presentes, expresando su alegría por encontrarse en este barrio que no existía en la pasada peregrinación del año 51-52, también reflexionó que el cubano lleva a la Virgen en el corazón y la mente en momentos de alegría o difíciles. Recalcó que Dios es AMOR. Invitó a todos a celebrar la Navidad que está próxima. Culminó implorando la bendición de Dios para todos.

Después comenzó una gala cultural con destacadas figuras del arte, entre otras el coro de la zona norte de la Arquidiócesis de la Habana.

Ocho y cuarto de la noche la imagen de la Virgen continuó  su peregrinar hacia la capilla de Santa Catalina en Panorama, aquí se suceden aplausos, aclamaciones, canciones así como oraciones y súplicas, unas y otras de agradecimiento, al igual que flores, velas y otras ofrendas. Posteriormente se impartió bendiciones y se celebró la Santa Misa que culminó pasada la media noche.

inicio


Texto: Lourdes López Bas  /  Foto: Guillermo Padilla Alfonso

Parroquia de Cristo Rey, Arquidiócesis de La Habana, 3 de diciembre de 2011 / A las 5:45 a.m. se produjo la salida hacia la Plaza de la Revolución, donde Mons. Juan de Dios Hernández, obispo auxiliar de La Habana, procedió a la consagración de la Patria a la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba (área Juan Pablo II). Un mar de pueblo de nuestras comunidades y de otras de zonas aledañas, que adoran a Dios y veneran a su Virgen querida, respondieron agradecidos a esta sacudida religiosa.

Al término de la ceremonia de consagración, la Virgen prosiguió su peregrinar siempre acompañada por su pueblo, hasta la Parroquia de Cristo Rey, donde fue recibida por los Mariachis que le cantaron las mañanitas. Durante la permanencia de la imagen Peregrina en la parroquia se impartieron bendiciones y se recibieron flores, velas, ofrendas, cantos y oraciones.

A las doce meridiano se rezó el Angelus y terminado éste, se inició la salida hacia el área de parqueo del Estadio Latinoamericano, trayecto en el que realizan  dos  paradas, coincidiendo una de ellas con el lugar de residencia de  Yolanda Chirino, autora del canto ¨El Sembrador ¨.

La Visita de la Imagen de la Virgen concluyó, pero la comunidad quedó animada y mucho más esperanzada, pues todos, sin distinción, hemos puesto en sus manos la lucha por el bienestar de nuestro pueblo.

Como antes los mambises llevaron alrededor de sus sombreros una cinta tricolor (roja, azul y blanca) con la medida de la imagen de la Virgen, hoy todos lo cubanos llevamos en el corazón la imagen de la Santísima Virgen María bajo la advocación de la Caridad como nuestra Madre y Patrona para que siempre nos ayude, fortalezca, nos mantenga firmes en la fe católica y aumente nuestro amor cristiano  hacia todo la familia  cubana dentro y fuera de la Patria.

¡Qué Reine por siempre la Virgen de la Caridad en el pueblo cubano!

inicio



Tomado de: Nosotros Hoy - Segmento noticioso del Sitio WEB de la COCC.


 

-Servicio de noticias-
Arzobispado de San Cristóbal de La Habana. 2010-2020©
Puede reproducir parcial o totalmente esta información, siempre que cite la fuente original

Calle Habana No. 152 esq. a Chacón, La Habana Vieja. La Habana. Cuba. C.P. 10100
Teléfono:(53 7) 862-4000 - 862-4008 - 862-4009.

E-mail: info@arquidiocesisdelahabana.org
2010-2020©