Resumen noticioso del recorrido de la imagen de la Virgen de la Caridad por Santa Cruz del Norte

 

1. "La Virgen Mambisa en la Iglesia Parroquial de Guanabo"

2. "La Caridad Mambisa recorre Campo Florido"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Texto y Foto: Mercedes Plá Rodríguez
    
Guanabo, La Habana, 14 de septiembre de 2011/
Luego del recorrido por las iglesias de la Conchita y la Boca Ciega, ambas en Guanabo, la Virgen Mambisa llegó antes de las siete de la tarde de ayer, 13 de septiembre, a la Iglesia Parroquial Santa Rosa de Lima, en esta localidad playera.
La Virgen fue acogida por los niños de la catequesis en la entrada del templo, quienes le recitaron una poesía y la acompañaron hasta el altar donde fue colocada. Durante casi una hora las personas que la aguardaban, y otras que se fueron incorporando paulatinamente hasta abarrotar la iglesia, pudieron acercarse para ofrecer sus oraciones, ofrendas y hasta tomarle fotos a la imagen de la Virgencita, mientras se realizaban los preparativos de la celebración eucarística programada para las ocho de la noche.
La concurrida misa estuvo presidida por el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández, quien durante la homilía destacó que es la Virgen quien viene a visitarnos. Además explicó sobre la presencia e historia de las imágenes de la Virgen del Cobre y de la Virgen Mambisa.

“Las palabras del obispo nos tocaron mucho sobre todo al recordarnos que hay que hablarle a la Virgen de corazón a corazón, como que también hay que saber escucharla”, declaró Mary Ester, una de las fieles de esta comunidad que participó en la celebración.

Terminada la misa se dio otro espacio de veneración mientras se disponían los detalles para el momento cultural protagonizado por los jóvenes del grupo musical “Dómini” de esta parroquia, que ofreció cantos a María, destacándose el “Ave María” interpretado por la joven soprano Katherin Abreu y “Virgen Mambisa” interpretado por el estudiante de viola Andy Cuenca.

Pasada las diez de la noche y con el templo despejado, se continuó con una velada de oración que permitió a las personas, muchas de ellas aún en ropa de trabajo, acercarse a la imagen bendita. Entrada la madrugada, con un reducido número de devotos, la iglesia se mantuvo abierta y no dejaron de llegar visitas. Los policías de guardia discretamente se acercaban por las ventanas para admirarla y se interesaron en saber de Ella y conservaron los plegables de oraciones que fueron repartidos a todos los que visitaron a la Virgencita del Cobre.

En de la mañana del miércoles 14, niños y adultos, antes de dirigirse a la escuela y el trabajo, vinieron a despedirse; también acudieron los que no pudieron estar junto a la imagen bendita en la jornada de ayer. Para la partida, nuevamente se contó con la presencia del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega Alamino, quien junto al obispo auxiliar Juan de Dios Hernández y los fieles de la parroquia, despidieron la imagen que continuaría rumbo hacia el Caserío de Guanabo, donde limitan las parroquias de Guanabo y Campo Florido.

Muchos guanabenses desfilaron ante la Virgen, muchos también son los testimonios de fieles y del pueblo en general. “No hay como explicar, es lo más grande…”, dijo Marta, de la iglesia de la Conchita. Concha por su parte expresó angustiada: “…Qué tristeza por no haber podido realizarse la procesión porque muchas personas se quedaron esperándola para verla  pasar”. “Ha sido de mucho provecho para esta comunidad que no está acostumbrada a hechos como estos”, señaló Eolia la catequista de la  parroquia.

En tanto los cargadores Fili y Dayron expresaron que fue un honor llevar a la Virgen en hombros, ya que “Ella lleva todos estos años cargándome a mí con mis pesares, mis pecados y en mis triunfos… ¡Cargar a la Virgen…! no me lo puedo creer”. Olguita, cantante del coro de la  iglesia refirió: “Estoy muy emocionada, me dio alegría y me llenó completamente la presencia de la Virgen, yo la esperaba mucho, quería verla de frente y darle las gracias”. También la presidenta del Consejo de Guanabo, muy al tanto de todo lo acontecido, declaró: “Muy bonita, muy patriótica y cubana estuvieron todas las actividades, les agradecemos mucho que haya venido la Virgen porque une al pueblo de Guanabo”.

Durante las horas de estancia de su imagen peregrina en Guanabo, la Madre de todos los cubanos movió al pueblo guanabense, tomó un espacio para acercar de golpe a tantos de sus hijos que no visitaban la iglesia parroquial y asombrar a la comunidad que vivió una singular experiencia de entrega y satisfacción, por verse todos juntos a los pies de la Virgen.

 

inicio


Texto y fotos: Roberto Fano Viamonte

Campo Florido, La Habana, 14 de septiembre de 2011 / 
La venerada imagen de la Virgen de la Caridad llegó a Guanabo Viejo, barrio de Campo Florido, a las diez y veinte minutos de la mañana del 14 de septiembre. Numerosos fieles y habitantes de la zona acudieron a recibirla con entusiasmo.
Guanabo Viejo  se construyó aproximadamente en 1800 y fue el poblado cabecera del Partido Guanabo, sede de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y de la parroquia Santa Ana. Actualmente  es el barrio más antiguo del Consejo Popular Campo Florido.

La Virgen fue acogida con júbilo y veneración por el numeroso público que la esperaba en un sitio concebido para reuniones y fiestas de la localidad, previamente adornado con hojas de palma, flores y una bandera cubana. El presbítero René Ruiz Reyes animó el encuentro con oraciones y lecturas bíblicas, mientras se escuchaban cantos marianos. Se formó una larguísima cola para que el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández Ruiz, impartiera la bendición a niños y adultos. Para clausurar la ceremonia, el cardenal Jaime Ortega Alamino habló sobre la singular visita de la Virgen Mambisa y bendijo a todos los presentes.

Por una feliz coincidencia, el encuentro de los vecinos con la Madre de Dios se efectuó frente al lugar donde estuvo durante noventa y tres años la parroquia Santa Ana, hasta su destrucción durante la Guerra de Independencia en 1896. Minutos antes de reanudar su recorrido se rezó el Ave María y se dedicaron aplausos y vivas a la Madre de todos los cubanos.

La despedida se realizó a las 10: 55 a.m. Pocos minutos después, en el aledaño barrio El Mamoncillo, numerosos vecinos aglomerados al borde de la carretera hicieron que el transporte que conduce la imagen de la Virgen se detuviera, y los obispos Jaime y Juan de Dios descendieran también de su vehículo para intercambiar sentimientos y palabras de fe e impartirles la bendición.


inicio

Tomado de: Nosotros Hoy - Segmento noticioso del Sitio WEB de la COCC.


 

-Servicio de noticias-
Arzobispado de San Cristóbal de La Habana. 2010-2020©
Puede reproducir parcial o totalmente esta información, siempre que cite la fuente original

Calle Habana No. 152 esq. a Chacón, La Habana Vieja. La Habana. Cuba. C.P. 10100
Teléfono:(53 7) 862-4000 - 862-4008 - 862-4009.

E-mail: info@arquidiocesisdelahabana.org
2010-2020©