El Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, S. E. el Cardenal José Saraiva Martins, visita la Catedral de La Habana después de beatificar, en Camagüey, al P. Olallo.

Su presencia en este lugar evoca la memoria del que fuera Deán de esta Iglesia, durante 27 años, el venerable Padre Usera. El 28 de julio de 1999, el mismo Cardenal Saraiva, en presencia del papa Juan Pablo II, leyó el Decreto por el que la Iglesia reconocía que el P. Usera vivió heroicamente las virtudes teologales y las demás virtudes cristianas.
Natural de Madrid, le llamaban “Jerónimo de Cuba” por su extraordinaria dedicación al pueblo cubano, y “padre de los pobres” porque estos siempre encontraban en él al protector más decidido y generoso. Falleció en La Habana sin dejar más herencia que el testimonio de su vida ejemplar, y la espiritualidad que transmitió a las instituciones por él fundadas. En la Isla dejó implantadas la Congregación de Hermanas del Amor de Dios, la Sociedad Protectora de los Niños de la Isla de Cuba y la Academia de Tipógrafas y Encuadernadoras.

La síntesis de su vida y virtud nos la ofrece el mencionado Decreto. Lo transcribimos con el propósito de ampliar, en su momento, los principales aspectos de su polifacética personalidad unificada en la fidelidad a su vocación religiosa y sacerdotal.

   

Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana
Calle Habana No. 152 esq. a Chacón, La Habana Vieja. La Habana. Cuba. C.P. 10100
Teléfono:(53 7) 862-4000 - 862-4008 - 862-4009.

E-mail: info@arquidiocesisdelahabana.org
2010-2020©